fbpx

Blog

Blog-21-de-octubre-2020-1200x800.jpg

Como mujer y madre cuando una paciente con diagnóstico de cáncer de mama entra en mi consulta siento una gran empatía. Son mujeres valientes y fuertes que van a luchar con uñas y dientes por vencer a la enfermedad, aunque muchas de ellas aún no lo saben. 

Entran hundidas, con miedo a todo y con ganas de nada. Y por eso todo nuestro equipo está ahí no solo para reconstruir una mama, sino para acompañarlas y ayudarlas a superar el proceso y recuperar su autoestima. 

En el pasado, el tratamiento del cáncer de mama era muy agresivo. Quitar cuanto más mejor, independientemente de las secuelas que pudiera dejar ese tratamiento (se quitaban incluso los músculos pectorales de forma rutinaria), aunque hoy se sabe que eso no mejora la supervivencia de las pacientes.

Hoy en día las cosas han cambiado mucho y aunque hay casos en los que es inevitable hacer una mastectomía (quitar toda la mama), en muchos casos puede realizarse una cirugía conservadora quitando solo el tumor y preservando el pecho.

La decisión de qué tratamiento se va a hacer va a decidirse en función del tipo de tumor, su tamaño, su localización… pero en ambos casos podemos hacer una reconstrucción de la mama, siempre teniendo en cuenta que el tratamiento del cáncer es primordial.

Cirugía Oncoplástica

Cuando la paciente se va a someter a una cirugía con preservación de la mama la reconstrucción se puede hacer de forma inmediata (el mismo día que se quita el tumor). Se denomina cirugía oncoplástica que consiste en modelar el tejido mamario y así evitar hundimientos por la eliminación del tumor, deformidades secundarias a la radioterapia posterior, la aparición de cicatrices dolorosas y en muchos casos alteraciones funcionales irreversibles.

Mastectomía

Cuando la paciente debe someterse a una mastectomía el tratamiento va a depender de la cantidad de piel que sea necesario quitar, de los tratamientos que la paciente vaya a recibir después de la cirugía y las características de cada paciente. Estas características además van a indicarnos cuándo podemos hacer la reconstrucción, que puede ser:

  • Inmediata: El mismo día que se quita la mama.
  • Diferida: Varios meses después de la cirugía.

Una vez realizada la indicación de una cirugía reconstructiva inmediata las distintas técnicas posibles se explican a la paciente que tomará la decisión de si reconstruirse o no.

Porque no todas las mujeres somos iguales y todas tenemos derecho a decidir. Nuestra labor es informar, orientar y acompañar en esta decisión ofreciendo las mejores opciones reconstructivas para cada caso.

 


13-1200x800.jpg

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en las mujeres del todo el mundo.

Las secuelas del tratamiento de estos tumores pueden ser devastadoras y con un gran impacto no solamente físico y funcional sino también psicológico en las mujeres que los sufren. 

Cuando una mujer con un diagnóstico de cáncer de mama entra en nuestra consulta para valorar una reconstrucción mamaria inmediata está llena de una mezcla de sentimientos dirigidos por el miedo. Miedo a la enfermedad, miedo a la cirugía y todos los tratamientos que puede llevar asociados, el miedo al dolor, y por supuesto el miedo a la muerte. En este contexto la reconstrucción mamaria  puede  parecer algo banal, sin embargo, no lo es. 

Porque todos queremos vivir más tiempo, pero queremos hacerlo con calidad de vida. Una vida sin dolor y en la que actividades tan básicas como ducharse o vestirse no provoquen un dolor emocional que para muchas de nuestras pacientes resulta insoportable. 

Por eso, la reconstrucción mamaria es una de las partes fundamentales dentro del tratamiento del Cáncer de mama. La elección del tipo de reconstrucción dependerá del tipo de tumor y de cada paciente y cada caso debe ser valorado de forma cuidadosa.

En nuestra clínica somos especialistas en cirugía de reconstrucción mamaria.

Llevamos años tratando a estas mujeres con Cáncer de mama que acaban convirtiéndose en algo más que pacientes, porque la parte humana de nuestra atención es tan importante como la atención quirúrgica que les podemos ofrecer.

 


12-1200x800.jpg

Una de las consultas más frecuentes de nuestra especialidad es el Síndrome del túnel del carpo. El síntoma inicial que presentan los pacientes es un hormigueo en las manos que aparece sobre todo por las noches, que puede llegar a despertarles y que en ocasiones se acompaña de dolor y calambres y puede persistir durante todo el día.

Estos síntomas se deben al “mal funcionamiento” de un nervio que se denomina nervio mediano y cuyas fibras se originan en la médula espinal a nivel del cuello y llegan a la mano pasando a través de un túnel muy estrecho localizado en la muñeca. Cuando este túnel comprime en exceso al nervio se produce lo que se denomina Síndrome del túnel del carpo.

En estos casos el nervio no es capaz de transmitir bien los impulsos eléctricos  dando a lugar a los síntomas pudiendo producir una pérdida completa de su función con alteración de la sensibilidad fina y alteraciones en el movimiento del pulgar.

Su diagnóstico es “clínico”, es decir, que la exploración física y lo que el paciente nos cuenta en la consulta es suficiente para conocer el diagnóstico, aunque en la mayor parte de los casos solemos solicitar una prueba que se denomina “electromiograma” y que estudia la transmisión nerviosa indicándonos si está alterada, en dónde y cuánto.

El tratamiento depende de lo grave que sea la compresión. En compresiones leves, cuando el nervio no transmite adecuadamente los impulsos nerviosos pero no está dañado, el tratamiento es exclusivamente médico. En estos casos el tratamiento consiste en disminuir la inflamación en el túnel del carpo. Para ello se emplean medicamentos, férulas que inmovilizan la muñeca en una buena posición y tratamiento rehabilitador.

Cuando la compresión ya es más severa y podemos identificar lesiones en el nervio mediano en el electromiograma, es necesario realizar una apertura del túnel mediante cirugía para conseguir liberar el nervio y evitar que siga deteriorándose. La cirugía se realiza de forma ambulatoria (sin necesidad de ingreso) y bajo anestesia local o locorregional.

Es muy importante saber que las lesiones nerviosas en muchas ocasiones no pueden revertirse y, por lo tanto, la cirugía debe realizarse antes de que el daño del nervio sea tan importante que sus secuelas sean permanentes. 

Por eso si se te duermen las manos te recomendamos que vengas a nuestra consulta para poder  llegar a un diagnóstico exacto y realizar el mejor tratamiento antes de que sea tarde.


11-1200x800.jpg

La cirugía plástica es el término breve que suele emplearse para referirse a la Cirugía plástica, estética y reparadora, un nombre muy largo que define una amplísima especialidad médica

La cirugía reparadora o reconstructiva se ocupa de la corrección de todo proceso congénito, adquirido, tumoral, o simplemente involutivo, que requiera reparación o reposición, o que afecte a la forma o la función corporal aunque erróneamente se asocie solo a la mitad de su contenido: la cirugía estética.

Las bases de la Cirugía Plástica ya se encuentran en la historia antigua. Así, podemos encontrar técnicas plásticas en documentos tan milenarios como los papiros egipcios (3000 a. C.) o textos sánscritos de la India (2600 a. C.) aunque el término se popularizó en el siglo XIX.

Como cirujanos plásticos nos encargamos por lo tanto de reparar las lesiones que se hayan producido por traumatismos, quemaduras, tumores, envejecimiento…además de las alteraciones congénitas (ya existentes en el nacimiento) para conseguir recuperar tanto su forma como su función.

La reconstrucción de mama, la cirugía de la mano, la reconstrucción genital, el tratamiento de los pacientes quemados, la reconstrucción facial o de miembros inferiores son distintas partes de nuestra especialidad y de nuestra cartera de servicios. 

Si quieres saber más de nuestra especialidad sigue nuestro blog.


Compártenos tu correo electrónico

Suscríbete a nuestra newsletter

Te mantendremos informado sobre tratamientos, técnicas
y novedades de Clínica Jovellanos Estética Integral.