fbpx

Blog

2500-x-1333-Imágenes-Blog-Portal-Web-Clínica-Jovellanos-3-1200x800.jpg

Las mamas son una de las principales preocupaciones de nuestras pacientes. Porque son demasiado pequeñas, porque están caídas, porque se han quedado “vacías” después de los embarazos y; por supuesto, porque son demasiado grandes. 

Las mamas grandes generan a nuestras pacientes muchos problemas y no solamente estéticos. Normalmente unas mamas grandes tienen mucho volumen y peso lo que conlleva dolores de espalda, dolores y deformidad en los hombros por la tensión de los tirantes del sujetador y problemas en la piel.

La solución en estos casos es la reducción mamaria, también llamada, mamoplastia de reducción. Mediante distintas técnicas quirúrgicas se consigue disminuir el volumen y recolocar el tejido mamario. 

Hay muchas técnicas y todas ellas van acompañadas de cicatrices, ya que es necesario eliminar tejido mamario y piel. Existen 3 tipos de incisiones:

  • Areolar
  • Vertical
  • En “T” invertida

La evolución de las cicatrices suele ser buena y resultan prácticamente imperceptibles con el paso del tiempo. Dependerá de cada paciente la selección de técnica que se utilice.

Muchas de nuestras pacientes llevan muchos años “penando” debido al gran tamaño de sus mamas y después de la cirugía siempre dicen lo mismo: “me arrepiento de no haberlo hecho antes, porque no he tenido dolor ni las molestias que generaban el volumen de mis pechos, la cicatrices son mucho menos de lo que esperaba y los resultados son espectaculares.”

Si alguna vez haz pensado en someterte a una reducción mamaria ven a vernos a Clínica Jovellanos Estética Integral. Valoraremos tu caso, te enseñaremos fotografías, haremos un diagnóstico personalizado y aclararemos todas tus dudas para ayudarte a tomar la mejor decisión.


Compártenos tu correo electrónico

Suscríbete a nuestra newsletter

Te mantendremos informado sobre tratamientos, técnicas
y novedades de Clínica Jovellanos Estética Integral.