fbpx
2500-x-1333-Imágenes-Blog-Portal-Web-Clínica-Jovellanos-2-1200x800.jpg

El paso del tiempo es inevitable y como dicen las abuelas: con el paso del tiempo todo se cae. ¡Qué razón tienen!

Si a la fuerza de gravedad le sumamos la maternidad, los cambios de peso o la genética nos encontramos con que el pecho se ha caído tanto que no podemos ir sin sujetador y desnudas no nos gustamos nada.

Este problema tiene solución y su nombre es mastopexia. Gracias a esta cirugía podemos eliminar la piel que sobra en el pecho y remodelar la glándula mamaria elevándola y dándole mayor tersura. Además, si queremos podemos aumentar su volumen asociando la colocación de unos implantes o rellenando el pecho con grasa que podemos obtener de otras partes del cuerpo mediante una liposucción en la misma cirugía.

Es una cirugía que en algunos casos puede hacerse con anestesia local y sedación y que en muchas ocasiones no requiere ingreso hospitalario.  Y algo muy importante, ¡nuestras pacientes nos cuentan que no duele nada! Podrás incorporarte a tus actividades normales después de una semana o incluso antes, las heridas se curarán en 10 días y en dos semanas prácticamente no tendrás ninguna molestia. 

La localización de las cicatrices es diferente en función de la cantidad de piel que tengamos que eliminar y de cuánto queramos elevar el pecho, pero la mayor parte de ellas resultarán imperceptibles cuando haya pasado 1 año.

¿Te preocupa tu pecho caído? ¿Ven a nuestra consulta y veremos lo que necesitas para tener el pecho que deseas?

 


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *


Compártenos tu correo electrónico

Suscríbete a nuestra newsletter

Te mantendremos informado sobre tratamientos, técnicas
y novedades de Clínica Jovellanos Estética Integral.